[vc_row][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]

Objetivos Específicos

Dos objetivos específicos se derivan del precedente marco de trabajo:

  1. Aplicar un modelo de salud pública para los TEA enfocado en métodos para estimar la prevalencia, programas de detección temprana y la mejora del diagnóstico y la intervención precoz.
  2. Crear un nuevo marco de trabajo europeo basado en la evidencia de manera que mejoren los cuidados de adultos y personas de edad avanzada con autismo.

 

Estos objetivos están orientados a tres dimensiones importantes sobre el bienestar y la salud de las personas que viven con el diagnóstico de TEA:

  1. Estimar la prevalencia, definiendo también la prevalencia de los diferentes subtipos de TEA en la Unión Europea y estimando la carga social y económica relacionada
  2. Detección temprana de los TEA en niños y su adecuada intervención
  3. Crear un marco de trabajo completo para los cuidados y el tratamiento de los adultos con autismo. Las personas con TEA tienen un mayor riesgo de experimentar problemas de salud según cumplen más años. El incremento de la longevidad de estas personas en los países industrializados precisan de la definición de buenas prácticas y su detección precoz, así como establecer los consejos y guías apropiadas para su tratamiento, cuidados e integración.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/3″][vc_single_image image=”625″ img_size=”360×270″ alignment=”center”][vc_column_text]Pintado por Elbio Fernández SaraPersona diagnosticada de autismo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]